Volver a Noticias
 
14.05.2018

Un aspecto legal permite al propietario concluir un alquiler de renta antigua

El arrendador puede acogerse al artículo 118 de la Ley de Arrendamientos Urbanos

Actualmente existen todavía una cantidad importante de contratos de alquiler de renta antigua, un aspecto que incomoda a muchos arrendadores puesto que la situación actual de mercado es la subida de las rentas y no pueden beneficiarse de ello.

En ciertas ocasiones, el propietario puede acogerse a lo que dictamina la Ley de Arrendamientos de 1964 para solicitar la resolución de un contrato suscrito antes del 9 de mayo de 1985. El supuesto se dará cuando se imponga la necesidad de realizar obras y el importe de los trabajos reconstructivos excedan del 50% del valor real de la vivienda, sin tener en cuenta la valoración del suelo (lo que constituye presupuesto ineludible y exige la correspondiente prueba).

Para la aplicación del artículo 118 de la Ley de Arrendamientos Urbanos es preciso realizar dos operaciones:

1) Averiguar el valor actual concreto y real (al margen del suelo) del respectivo piso o local del que se predica la pérdida económica.

2) Hallar el valor correspondiente a las obras de reparación necesarias en el piso o local de que se trate.

Esperamos que esta información te haya resultado útil. Si, además, te encuentras buscando piso, te recomendamos las cosas que debes preguntar cuando visitas un piso.

Este sitio web usa cookies analíticas con la finalidad de analizar las visitas de la web y la realización de estadísticas del sitio a través de Google Analytics. Si sigues navegando nos autorizas a su colocación. Saber más